¿Quieres saber qué ver en Calahorra y alrededores? Déjate sorprender por esta maravillosa ciudad de La Rioja Baja, que cautiva a todos con su inmenso patrimonio histórico y su encanto tradicional. En este artículo, te llevaré a un viaje fascinante a través de sus calles legendarias, sus callejuelas laberínticas y sus innumerables vestigios históricos. ¡Prepárate para descubrir un lugar que te dejará sin aliento!

La Catedral de Santa María: un tesoro arquitectónico

Comenzamos nuestra visita por la imponente Catedral de Santa María, una joya del gótico que domina el horizonte de Calahorra. Sus altas torres y su impresionante fachada son solo el comienzo de una experiencia fascinante. Al entrar en su interior, te encontrarás con una magnífica obra de arte: el Retablo Mayor, una impresionante pieza tallada en madera que narra pasajes bíblicos.

Pero eso no es todo, la Catedral también alberga el Museo Diocesano, donde podrás admirar una increíble colección de arte sacro. Desde pinturas hasta esculturas, cada pieza es una muestra de la rica historia religiosa de la región. No puedes dejar de visitar este tesoro arquitectónico durante tu estancia en Calahorra.

El Museo de la Romanización: un viaje al pasado romano

Si eres un apasionado de la historia, no puedes perderte el Museo de la Romanización de Calahorra. Aquí, te sumergirás en el apasionante mundo del Imperio Romano y descubrirás cómo esta civilización dejó una profunda huella en la ciudad. Desde objetos cotidianos hasta magníficos mosaicos, cada rincón del museo te transportará a una época antigua llena de esplendor.

Podrás caminar por los restos de la antigua ciudad de Calagurris, admirar los vestigios arqueológicos y aprender sobre la vida cotidiana de sus habitantes romanos. Este museo es una parada obligatoria para todos aquellos que quieran sumergirse en la historia de Calahorra y entender su legado romano.

La Plaza del Raso: el corazón de la vida local

Mientras paseas por las calles de Calahorra, llegarás a la Plaza del Raso, un lugar vibrante y lleno de actividad. Aquí, encontrarás numerosos bares y restaurantes donde podrás degustar la deliciosa gastronomía local. Desde platos tradicionales como la chuletilla al sarmiento hasta exquisitos vinos de la región, este es el lugar perfecto para disfrutar de una auténtica experiencia culinaria riojana.

Pero la Plaza del Raso no solo es famosa por su gastronomía, también alberga la Iglesia de San Francisco, una hermosa construcción de estilo gótico que merece ser visitada. Su imponente fachada y su interior bellamente decorado te dejarán sin palabras. No pierdas la oportunidad de admirar esta joya arquitectónica durante tu visita a Calahorra.

Calahorra y sus festividades tradicionales

Si tienes la suerte de visitar Calahorra en época de festividades, vivirás una experiencia única. La ciudad es famosa por sus celebraciones tradicionales, que atraen a visitantes de todas partes. Una de las más destacadas es la Semana Santa de Calahorra, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Durante esta semana, las calles se llenan de procesiones y fervor religioso, creando un ambiente especial que no puedes perderte.

Otro evento importante en Calahorra es la Fiesta de San Emeterio y San Celedonio, patronos de la ciudad. Durante esta festividad, se llevan a cabo numerosas actividades, como conciertos, verbenas y espectáculos de fuegos artificiales. Es una oportunidad perfecta para conocer las tradiciones locales y sumergirte en la alegría de los calagurritanos.

Excursiones a los alrededores de Calahorra: un mundo por descubrir

No puedes dejar Calahorra sin explorar los increíbles alrededores que la rodean. Aquí te presento algunas ideas de excursiones que te llevarán a lugares impresionantes:

1. Las Cuevas de Ortigosa: un tesoro natural

Las Cuevas de Ortigosa son un auténtico regalo de la naturaleza. Situadas a pocos kilómetros de Calahorra, estas cuevas te envolverán con su belleza y misterio. Adéntrate en sus profundidades y descubre formaciones rocosas impresionantes, estalactitas y estalagmitas que te dejarán boquiabierto. Una experiencia fascinante para los amantes de la naturaleza y la aventura.

2. El Monasterio de Fitero: un remanso de paz

A solo media hora en coche de Calahorra, encontrarás el Monasterio de Fitero. Este antiguo monasterio cisterciense es un lugar de serenidad y tranquilidad. Pasea por sus hermosos jardines, visita su iglesia románica y déjate sorprender por la paz que se respira en cada rincón. Una escapada perfecta para desconectar del bullicio de la ciudad.

3. El Parque Natural de las Bardenas Reales: un paisaje único

Si eres amante de la naturaleza, no puedes dejar de visitar el Parque Natural de las Bardenas Reales. Este espectacular paraje, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, te sorprenderá con su belleza desértica y sus formaciones geológicas únicas. Realiza una ruta en bicicleta o camina por sus senderos y disfruta de vistas impresionantes que no encontrarás en ningún otro lugar.

Conclusiones: Calahorra y alrededores te esperan

Calahorra y sus alrededores es un destino que no puedes dejar de visitar. Su riqueza histórica, su encanto tradicional y su entorno natural te cautivarán desde el primer momento. Admira la belleza de la Catedral de Santa María, sumérgete en la historia romana en el Museo de la Romanización, disfruta de la vida local en la Plaza del Raso y descubre los alrededores impresionantes que rodean la ciudad.

Ya sea que disfrutes de la cultura, la gastronomía o la naturaleza, Calahorra tiene algo especial para ofrecerte. ¡Prepárate para un viaje inolvidable a este fascinante rincón de La Rioja!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *